Las Bacterias “Malas” te hacen engordar y las Bacterias “Buenas”te hacen perder peso.

¿Sabías que un desequilibrio en la flora intestinal podría ser otra causa de la obesidad?Las Bacterias “Malas” te hacen engordar y las Bacterias “Buenas”te hacen perder peso.

La obesidad y su asociación con la Diabetes no son sólo el resultado de factores genéticos, malos hábitos alimenticios o falta de actividad física, sino que también se sabe que la flora intestinal juega un papel importante.

Para comenzar vamos a decir  que nuestro tubo digestivo es el órgano más grande que tenemos, es unas 200 veces mayor a la superficie de la piel. Se dice que ocupa la superficie de un campo de futbol.

Hace algún tiempo pensábamos que el tubo digestivo tenía  sólo función digestiva pero no es así: interviene en el metabolismo energético, en la inmunidad, produce hormonas, tiene que ver con el estrés y la ansiedad

El intestino humano contiene una gran variedad de microorganismos, siendo los de mayor cantidad las bacterias. Todos estos microorganismos forman la llamada flora intestinal o microbiota intestinal.

Cada persona presenta una microbiota intestinal única.

Cuando nacemos el intestino es estéril. La microbiota intestinal comienza a desarrollarse en el mismo canal de parto donde el feto entra en contacto con millones de bacterias maternas (lactobacilos y bífidobacterias) que comienzan a colonizar el intestino.

Existen unas 400 cepas de bacterias diferentes en nuestro intestino.

Se sabe que pacientes obesos presentan una microbiota intestinal distinta a la de personas normopeso.

Una dieta rica en carbohidratos y grasas, aumenta la existencia de un tipo de bacterias (Firmicutes), que normalmente existen en el intestino en equilibrio con otras. Este desequilibrio a favor de las Firmicutes, está involucrado en la ganancia de peso (según estudios de la Dra. Ana Isabel Burguete García, especialista del Instituto Nacional de Salud Pública).

Se extrae más energía de los alimentos, y el exceso, se deposita en tejido adiposo.

Cuanto más obesa sea una persona mayor cantidad de Firmicutes tendrá. Las personas delgadas tienen mayor cantidad de otras bacterias (Bacteroidetes).

Además el intestino secreta hormonas que controlan el balance energético. Un grupo especial son las incretinas, y éstas están en relación con el nivel de Insulina.

De todo esto se pude deducir que la administración de probióticos o incluso prebióticos puede ser una estrategia a añadir en el tratamiento de la obesidad, pero se necesitan más estudios en humanos.

Para más información https://www.clinicafuentedelasbatallas.com/contacto/

About the Author :

START TYPING AND PRESS ENTER TO SEARCH