Otra causa de aumento de personas con alergia. Aumento de la polinización. Pólenes

¿Sabes que algunas ciudades son “más peligrosas” que el campo para personas con alergia?

Una de las ciudades de España con mayor número de personas alérgicas es Granada. Voy a intentar explicar por qué sucede esto.

Aunque es una ciudad preciosa, es poco saludable, por  2 factores fundamentales: aumento de la contaminación atmosférica  ( polución ), ya comentado anteriormente en otro artículo  y también aumento de la polinización ( cuyos efectos se potencian, a su vez, por la contaminación).

Así, es la suma de polución y polinización.

El aumento de la polinización puede producir polinosis.
La polinosis es una enfermedad alérgica desencadenada por exposición a pólenes, caracterizada por síntomas que afectan a los ojos conjuntivis), nariz ( rinitis) y pulmones( bronquitis, asma) y que se presenta normalmente durante las estaciones de primavera y verano.

A pesar de que la polinosis es producida por aumento de la concentración de pólenes, resulta curioso que los síntomas que desencadenan sean mayores en la ciudad que en el campo o medio rural( aunque tengan mayor concentración de pólenes). ¿Por qué la polinosis es más frecuente en los medios urbanos que en los ámbitos rurales?

Existe una gran número de personas sensibilizadas de forma importante a pólenes de origen agrario (olivo, gramíneas…), pero que pueden ver innecesariamente aumentados sus síntomas como consecuencia de un polen derivado de la vegetación ornamental y, por supuesto, como ya hemos dicho en otro artículo, por la contaminación atmosférica. Esto tiene importancia en aquellos espacios donde determinadas plantas tienen mayor concentración.
Determinadas especies de alta productividad agraria ( olivo, gramíneas, etc) serán difíciles de abordar, ¡no los vamos a cortar ni impedir!, pero sí se debería tener en cuenta el uso o la elección de determinadas especies vegetales ornamentales.

Es importante elegir adecuadamente la vegetación ornamental, cuya función debería ser un aumento en la calidad de vida del ciudadano y no es así. Se debe intentar disminuir la posible contribución alergénica de ciertas especies vegetales utilizadas en la jardinería ornamental que pueden incidir y aumentar los efectos de la polinosis. Se debería proponer la elección de especies de menor incidencia alergénica (gestión municipal). Existen además reacciones cruzadas entre distintas especies, siendo especialmente relevante en las gramíneas ( sobre todo con el Plátano de Sombra) o también entre el olivo y el aligustro. ¡Cuántas veces vemos pacientes que comienzan con alergia a las gramíneas y con posterioridad se hacen alérgicos a otras especies!

Hay que tener una actitud prudente en cuanto a las acciones precisas en el ajardinamiento de las ciudades, siguiendo uno de los principios más conocidos de la sostenibilidad, el principio de la precaución.
Los árboles de mayor incidencia alergénica (principales causantes de alergia ) y mayor presencia en la atmósfera en Granada son: ciprés, olivo y plátano de sombra. Por tanto la “temporada de alergias” comienza con el ciprés  mes de Febrero aproximadamente ).
Es cada vez más frecuente encontrar olivos dentro de la ciudad, como un árbol ornamental. A pesar de ser un polen procedente de cultivos agrícolas, sus altísimas tasas de presencia en el aire y alergenicidad hacen necesario subrayar la necesidad de detener el uso ornamental en la ciudad (también del ciprés a pesar de “arraigarse en la propia imagen del jardín en Granada” , con una utilización masiva ornamental).

Por otro lado destacar otro árbol ornamental relativamente reciente ( en Gran Vía ): Ginkgo biloba. Puede existir sensibilidad cruzada al Ginkgo biloba en personas alérgicas a los urusioles (corteza de mango, zumaque, hiedra, roble venenoso, anacardos) y se ha reportado una reacción alérgica cruzada en una persona alérgica a la hiedra.
La fruta y la pulpa del ginkgo pueden producir severas reacciones alérgicas en la piel e irritación de las mucosas. El ginkgo, por tanto, podría causar una reacción alérgica en las personas que son alérgicas a la hiedra venenosa, el roble venenoso, el zumaque venenoso, la cáscara del mango, o el aceite de la cáscara de las castañas de cajú.
Existen también pólenes procedentes de plantas herbáceas o arbustivas, que no son cultivadas ornamentalmente sino que crecen espontáneamente, hecho que debería tenerse en cuenta en las labores de mantenimiento de jardines y de los servicios de limpieza, para paliar su presencia.

Además en Granada tenemos el “tope” de las montañas. Sierra Nevada hace que el polen se mantenga más tiempo en el aire, no es fácil que se expanda sino que se queda más concentrado en la ciudad

About the Author :

Leave a Comment

START TYPING AND PRESS ENTER TO SEARCH