Productos de limpieza, desinfectantes, aerosoles y látex. Problemas de salud

En nuestra vida diaria estamos rodeados  de productos irritantes para el sistema respiratorio y sistema inmunitario?  Es otra de las razones por las que está en aumento el número de personas con problemas alérgicos. “Cuidamos” de la limpieza del hogar o del lugar del trabajo, pero ¿cuidamos de nosotros?

Si no utilizamos productos ecológicos difícilmente vamos a contribuir a una mayor calidad de vida y a cuidar de la naturaleza.

No hay que olvidar que la naturaleza  puede sobrevivir a nosotros, pero nosotros no sobrevivimos a la naturaleza.

Existen multitud de productos que utilizamos a diario en la limpieza que contienen ingredientes que pueden actuar como irritantes respiratorios.

No sólo productos de limpieza, también desinfectantes, aerosoles, ambientadores,  guantes de látex… El entorno en el que trabajamos  puede multiplicar el riesgo de asma.

Existen trabajos que confirman que los profesionales sanitarios  tienen mayor probabilidad  de desarrollar este problema respiratorio que la población general. Así, los enfermeros en contacto diario con productos de limpieza y desinfectantes tienen hasta un 72% riesgo más de desarrollar asma por primera vez; y hasta un 57% más de sufrir problemas respiratorios con síntomas similares. En el caso de quienes emplean diariamente instrumentos médicos desinfectados, el riesgo de convertirse en asmático se sitúa en el 67%.

Por supuesto sería muy aconsejable la sustitución de los limpiadores tradicionales por otros productos ‘verdes’; menos agresivos para el sistema respiratorio.

La sociedad española de alergología e Inmunología clínica (SEIC) ha publicado que cada año aumentan hasta un 2% las alergias a los productos químicos en España. Si estas cifras continuasen, para el año 2020 se calcula que más de 20 millones de personas se verían afectadas por las alergias provocadas a los productos de limpieza.

Sabes cuáles son los productos de limpieza que hay que evitar

Productos detergentes, desinfectantes:

Los tensoactivos contenidos en los detergentes y otros productos disuelven la grasa y facilitan su arrastre en el agua.

El glutaraldehído es un desinfectante muy poderoso, pero resulta altamente irritante y muy sensible al contacto con la piel y el sistema respiratorio. Causa dermatitis alérgica en contacto con la piel, asma, rinitis y conjuntivitis.

El formaldehído es una sustancia corrosiva para los ojos, la piel y tracto respiratorio. La inhalación de este gas puede causar edema pulmonar. Los efectos pueden aparecer de forma no inmediata. El contacto repetido o prolongado puede producir sensibilización cutánea y respiratoria. Posibilidad de urticaria inmunológica de contacto.

 

La lejía y los polvos:

Los compuestos clorados como el hipoclorito sódico, que se encuentran en la mayoría de las lejías, emiten vapores tóxicos que irritan las mucosas, pudiendo dañar los pulmones. La lejía quema la piel y es tóxica por ingesta.

Recordar un lema importante “No es más limpio quien más limpia, sino quien menos ensucia”.

Deberíamos usar productos de limpieza “ecológicos”

Por otra parte decir que el uso del  látex está  anticuado. Pero de esto ya hablaremos en otro artículo.

 

Os dejo este vídeo para que todos pensemos en ello

https://youtu.be/n3HKJ1yOWzQ

 

 

About the Author :

Leave a Comment

START TYPING AND PRESS ENTER TO SEARCH