Seguros de Salud. Muface y otras Mutualidades

Las compañías de Seguros de Salud tienen 2 tipos de “clientes”: privados y mutualistas.

Los mutualistas son aquéllas personas que pertenecen a una de estas Mutualidades:

  • MUFACE (Mutualidad de Funcionarios Civiles del Estado);
  • ISFAS (Instituto Social de las Fuerzas Armadas) y
  • MUGEJU (Mutualidad General Judicial)

Estos mutualistas pueden elegir, hasta ahora,  una vez al año por  Sanidad Pública o Sanidad Privada  (a través de ciertas Compañías de Salud con las que se firman Conciertos).

Las Compañías de Seguros de Salud  son distintas según la Mutualidad de que se trate, así:

Se acaba de firmar (Diciembre de 2017) el nuevo Concierto entre MUFACE y las Compañías de Salud, que tiene una duración de 2 años.

Este asunto es importante para todos los españoles.

El sistema de estas mutualidades funciona muy bien pero no todos los españoles podemos elegir entre Sanidad Pública o Privada, siendo esta última la que eligen el 80% de los Mutualistas de MUFACE.

Es curioso que los únicos españoles a los que se les deja elegir, elige sanidad privada. Quizás porque es de más fácil acceso a los médicos, pruebas diagnósticas, por poder disponer en caso de hospitalización de una habitación individual, por ¿una mejor gestión?

Un dato  a destacar es que el sistema MUFACE es bastante más barato que el sistema público-público: unos 930€ por mutualista al año, frente a un coste de  1.412€ por habitante en el sistema público. Si cuesta menos ¿por qué no se extiende al resto de españoles?

A lo mejor nos tendríamos que plantear reformar nuestro sistema de salud y hacer que sea una sanidad público-privada,  de tal forma que pudiéramos elegir. De esta manera no se duplicaría el gasto en Sanidad que soportan algunos españoles que “además” de Sanidad Pública deciden pagar una Sanidad Privada a través de los Seguros de Salud.

Es curioso como vemos en nuestras consultas privadas a pacientes que han optado por esto último y cuando acuden a su médico de la Sanidad Pública, éstos tienen indicaciones de no recetar las medicaciones prescritas y ni siquiera considerar las pruebas diagnósticas realizadas por nosotros. ¿Es que no somos igualmente médicos? ¿No se han planteado los dirigentes políticos el gran ahorro que esto supone?

Sin duda la colaboración público-privada en sanidad es buena.

En el nuevo Concierto firmado entre MUFACE y las Compañías de Salud hay novedades, entre otras:

  • Habrá 2 periodos de cambio ordinario (Enero y Junio). Hasta ahora sólo se podían cambiar de una compañía a otra o a la sanidad Pública durante el mes de Enero.
  • Oferta de Servicios sanitarios por encima de los exigidos por el concierto, creando un incentivo para la Entidad  de seguros de Salud.
  • Se prohíbe expresamente que el mutualista reciba, por el hecho de serlo, un trato diferente de parte de su entidad respecto de otros asegurados privados (citas más cortas, demoras de agenda…).
  • Inclusión de la cirugía robotizada y la radioterapia intraoperatoria como nuevos servicios.
  • Impulso de la receta electrónica. Esto último reconozco que no sé muy bien cómo se va a llevar a cabo, pues, una de las grandes ventajas de pertenecer a las mutualidades y optar por la medicina privada es la de poder elegir libremente tanto el médico de cabecera como el especialista, pudiendo ir directamente a estos últimos sin necesidad de tener que ser “derivado” por el médico de atención primaria, y, por tanto, puede ir a cualquier médico de los pertenecientes al cuadro médico de la compañía de seguros, sin que tenga asignado uno en particular.

Además hay que tener en cuenta que cada médico que trabaja de manera privada es autónomo en su trabajo, es decir, utiliza sus propios medios, incluso sus programas informáticos que no son ni mucho menos iguales para todos, no se puede compartir las historias clínicas y es más, cada médico “cumple” la Ley Orgánica de Protección de Datos y por tanto es difícil llevar a cabo la prescripción a través de la receta electrónica.

Reitero que no hay que olvidar que una de las ventajas que tiene los mutualistas es la de poder elegir a sus médicos dentro del Cuadro Médico de la Entidad aseguradora. No creo que las Compañía nos asignen un “cupo de pacientes” y éstos sean a los que podemos prescribir a través de la receta electrónica. Se quitaría la libertad de elección por parte del paciente. ¿A ver si al final no va a haber esta libertad de elección del médico de cabecera y especialistas?

Puedes ver las novedades  del concierto en este tríptico informativo

 

 

 

About the Author :

START TYPING AND PRESS ENTER TO SEARCH